Para que la ciudad sea más hermosa, higiénica y segura

 Por: Carlos Alberto Gonce Socías
Santiago de Cuba, Domingo 20 de mayo de 2018. CMKC, Radio Revolución.- Santiago de Cuba, ciudad tropical y caribeña, ubicada en la costa sur del extremo oriental cubano, tiene condiciones excepcionales por su clima, la belleza de sus montañas y la historia que labraron sus hijos. Historia que también recoge los muchos desastres provocados por huracanes, terremotos y epidemias. Porque aquellas bondades del clima están acompañadas de estos riesgos, y la belleza del relieve se vincula a la extensa falla Oriente, que vincula las placas continentales de América del Norte y del Caribe.

De que esas amenazas son ciertas, hemos tenido pruebas los santiagueros a lo largo de estos años del inicio del siglo 21. Sin embargo, los daños humanos contabilizados son mínimos, lo que sin dudas se debe a un factor estratégico que potencia la capacidad defensiva de los santiagueros y de la nación cubana toda: las medidas de defensa civil, que se implementan con rigor y se comprueban y ajustan cada año.

Precisamente por eso, desde este sábado 19 de mayo se viene desarrollando el ejercicio Meteoro 2018, que persigue entrenar a la población y los trabajadores en primeros auxilios, socorrismo y rescate ligero, así como llevar a la práctica acciones de saneamiento ambiental contra los vectores capaces de propagar enfermedades epidémicas presentes en el área.

El sábado se capacitaron los órganos de dirección y mando en todos los niveles, puntualizando los planes de reducción de desastres y protección de la población y la economía en caso de sismos intensos, huracanes y eventos de origen sanitario.

Hoy se llama a la población de la provincia para participar en las acciones prácticas y de preparación para enfrentar los peligros de desastres y reducir las vulnerabilidades, en especial las de origen higiénico sanitario.

Se realizarán acciones de desobstrucción de sistemas de alcantarillado, poda de árboles, eliminación de vertederos y basurales, y se actualizarán las medidas de protección en las áreas de contingencia por inundaciones, así como de protección de los recursos.

El primero de junio comienza en nuestra área geográfica la temporada ciclónica, que se extiende hasta el 30 de noviembre, y que en los últimos años se ha caracterizado por el incremento en la intensidad de los huracanes que nos azotan. Bien conocemos que los peligros de terremotos intensos y de eventos epidémicos siempre están presentes en nuestro territorio.

Preparémonos entonces en la convicción de que la efectividad de los planes de protección depende de nuestro conocimiento, de la adecuada ejecución de las acciones y de la disciplina de todos, porque todos podemos ser afectados.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar